¿Por qué es importante que las PYMES tengan una web responsive?

La página web es la primera imagen que da una empresa a potenciales clientes, lo que viene a ser como la tarjeta de presentación mediante la cual trata de convencer al usuario de que está en el lugar adecuado para consultar la información y / o servicios que le ofrece.

Con el auge de los dispositivos móviles, hay que facilitar el proceso de navegación a través de esta herramienta; es necesario adaptar la página a los diferentes dispositivos desde los cuales se accede: ordenador, smartphone, tablet… ofreciendo versión responsive. Y es que los portales web son una de las herramientas de marketing y publicidad más potentes del mercado, por lo que resulta crucial mimar hasta el más mínimo aspecto.

Éstos son algunos de los beneficios para sitios web responsive que podrán conseguir las empresas:

  1. Mayor calidad de la información mostrada al usuario, lo que va a permitir que el contenido web se ajuste a la pantalla; se propicia una mejor lectura y navegación por el portal.
  2. Resulta más rentable y eficiente, pues una web con esta tecnología es menos costosa tanto en dinero como en el tiempo empleado en ponerla en funcionamiento.
  3. Mejor posicionamiento en buscadores, ya que Google premia el diseño de toda aquella información que sea accesible y útil. Así, factores como mantener URL’s constantes en todos los tipos de dispositivos, el tiempo de carga, los porcentajes de rebote y la construcción de backlinks, van a facilitar que el proyecto se posicione mejor.
  4. Poder navegar en cualquier momento y lugar con una conexión a internet. Los móviles cada vez tienen un papel más importante en el mundo de los negocios; pudiendo así subir los ingresos económicos de las empresas.
  5. Debido a lo anterior, las webs responsive suelen ser indicador de incrementar las ventas y las tasas de conversión, con el añadido de dar una mayor satisfacción al cliente, que con su dispositivo móvil ha podido realizar una operación rápidamente sin tener que haber acudido a un ordenador.
  6. Y por último, cabe señalar que un diseño responsive tarda mucho menos tiempo en cargar que uno que no lo sea.

En conclusión, las PYMES deben tener muy en cuenta que si no han pasado sus webs a responsive están tardando, pues se están quedando atrás en un mundo que va a la velocidad de la luz; y, por ende, experimentar consecuencias económicas negativas por las que podrían verse afectadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *