Mascota pulpo de plesk

Panel Plesk, o cómo configurar el hosting a tu aire

Somos muchos los que cuando compramos un hosting lo hacemos completamente a ciegas. Ya sea por la falta de conocimiento o por la pereza que nos da intentar desentrañar la cantidad de documentación que recibimos en la contratación, hay muchas herramientas que no utilizamos por miedo y porque no somos expertos.  

Tienes un proyecto personal o uno profesional y necesitas una web. Has tocado algo de WordPress y sabes que con pluggins como el Virtual Composer o Semplice puedes mediante el drag and drop (arrastrar y soltar) montarte lo que tienes en la cabeza. Al fin y al cabo es intuitivo, fácil y de resultados rápidos. Quieres una imagen, la arrastras y la pones. ¿Un cuadro de texto? Pues ahí va. Bien, hasta aquí todo claro. 

Entramos entonces en Google y buscamos entre las diferentes compañías que ofrecen dominios y hostings. A lo mejor nos cuesta un poco entender qué es el hosting, pero cuando te enteras que es el espacio donde se va almacenar todos los datos de tu web (imágenes, bases de datos, textos, páginas, etc.) lo pillamos. 

Content@s, procedemos a pagar y ya tenemos nuestro hosting y dominio listos para estrenar. Casi al mismo tiempo recibimos un correo con  diferentes usuarios y contraseñas, y uno de ellos es para acceder a nuestro hosting, directamente a Plesk o mediante una extranet desde donde podremos acceder a él.  

Ahí es cuando entramos para fisgonear y cerramos de repente como si el diablo hubiera asomado la cabeza: vemos cosas que no entendemos y por miedo a tocar algo y romperlo todo preferimos llamar y apelar al buen hacer de nuestro proveedor

Y con voz de súplica les pedimos, que por favor, nos lo dejen preparado para WordPress. Y en ese punto cuando nos convertiremos en dependientes tecnológicos de nuestros proveedores. Porque si queremos crear nuevos correos electrónicos, gestionar su capacidad y hacer otras acciones como actualizar la versión del PHP (algo muy común cuando se utilizan plataformas como WordPressDrupalPrestashopOdoo, etc..) nos encontramos otra vez en el teléfono con voz (y cara, aunque no se nos vea) de cachorro desvalido.  

Pero a pesar del pánico que nos entra al acceder en Panel Plesk, debemos hacer un paso de fe (como Indiana Jones en su Última Cruzada) a fin de manejar una herramienta muy potente y que nos ofrece muchísima autonomía. 

Desde esta plataforma, y de una forma fácil y sencilla, podemos gestionar, por ejemplo, y entre muchas otras cosas 

  • Aplicaciones CMS (WordPressPrestashopDrupal…)  
  • Correos electrónicos 
  • Firewall 
  • Versión del PHP 
  • Certificados SSL/TLS 
  • DNS y FTPs 

Así, desde Plesk, y con tan solo un par de clics, podrás instalar y desinstalar todo este tipo de plataformas sin ningún tipo de problemas. Además, también podrás gestionar el acceso de usuarios, cambiar sus contraseñas y editar sus perfiles. Otro de las grandes utilidades de Plesk es la de crear y gestionar tus cuentas de correo, con su capacidad y seguridad correspondiente. En cuanto a seguridad, puedes configurar tus propios Firewalls así como obtener certificados SSL/TLS, que es lo que hace que una web sea segura o no (tenéis un ejemplo en todas esas webs que antes de entrar te aparece un aviso de sitio no seguro.)

Y por si esto te parece poco, puedes acceder al FTP sin necesitar ningún aplicativo extra y entrar directamente en los directorios, carpetas y subcarpetas de tu página web, aunque si tienes algún CMS instalado como WordPress, te aconsejamos que lo gestiones desde allí. Mención espacial merece la administración de bases datos, que, a no ser que seas un experto, te recomendamos no trastear mucho. Por último, destacaremos su panel de estadísticas desde donde podrás comprobar el tráfico que genera tu web y desde qué ubicaciones lo hace  

En fin, podríamos estar párrafos y párrafos hablando de todo lo que puedes hacer con el Panel Plesk de una forma intuitiva y con una interfaz muy user friendly. Pero lo mejor será que lo descubras por ti mismo.  

Y si tienes alguna duda sobre como usarlo, o quieres más información, ya sabes dónde encontrarnos