Imagen de Carbe Llobet

Assessoria Llobet, bienvenidos al mañana

Diriges una empresa. Digamos una PYME. Un día te levantas y las autoridades te dicen que te tienes que quedar en casa y que no puedes ir a tu oficina. Tienes trabajo a medias y por acabar, servicios que ofrecer, clientes a los que solucionar sus problemas y nóminas que pagar. ¿Qué haces?

Cuando hablamos del futuro, de lo que podrán hacer los escritorios virtuales por nosotros y de toda la nueva generación de aplicaciones y programas, se nos olvida que en muchos casos ésta es ya una realidad que vive entre nosotros a día de hoy.

Existen muchas empresas fuera del entorno de los gigantes tecnológicos que desde hace un tiempo utilizan las plataformas cloud y los escritorios virtuales como un método cien por cien implementado en sus rutinas laborales.

Y no son compañías multinacionales, ni startups, ni todos esos perfiles profesionales que podríamos relacionar cuando hablamos de todo lo que tiene que ver con Microsoft Azure, aplicaciones Cloud y New Ways of Working.

Al contrario, son empresas pequeñas, de las de siempre y de las que representan verdaderamente nuestro tejido socioeconómico más inmediato, que han encontrado en estas tecnologías un pilar donde apoyarse y poder confrontar los retos que el 2020 nos ha plantado en las narices, como el confinamiento y la obligatoria reorganización del trabajo que ha causado el coronavirus.

Y hoy, os traemos una muestra que nos sirve de ejemplo para ilustrar lo que hasta ahora, en este blog, os hemos ido explicando artículo a artículo.

Cómo los escritorios virtuales en Windows 10 han ayudado a Assessoria Llobet

Hablamos con Carme Llobet de la Assessoria Llobet, una asesoría contable y fiscal, con más de 15 años de experiencia, orientada a PYMES y autónomos establecida en Sant Cugat del Vallés que destaca por su flexibilidad y su visión de negocio orientado al futuro.

Como a muchos, la mayoría, las consecuencias del Covid les afectó de lleno, pero tomaron una serie de decisiones para dar respuesta a posibles temporales por venir. Y una de ellas fue garantizar un espacio informático capaz de ofrecer las mismas prestaciones tanto en casa como en la oficina mediante los escritorios virtuales de d-Cloud.

¿Cuando y por qué decidisteis trabajar con los escritorios virtuales de d-Cloud?

En pequeña medida ya practicábamos el teletrabajo, pero el confinamiento por la pandemia nos obligó a buscar una solución que nos permitiera trabajar desde casa y estar conectadas como si estuviéramos en la oficina para ofrecer el mismo servicio en tiempo y calidad a nuestros clientes. Así, cuando nos reincorporamos progresivamente, decidimos implementar este sistema y enfocar nuestro futuro modelo de trabajo de un modo diferente.

¿Qué ventajas os aporta trabajar con escritorios virtuales?

Las principales ventajas son la flexibilidad que te ofrece la plataforma. Es muy importante para nosotras trabajar desde cualquier sitio como si estuvieras en tu oficina, con el mismo entorno informático, los mismos programas… En definitiva, tener el mismo ordenador te conectes desde donde te conectes.

¿Cómo fue el proceso de instalación?

¿La verdad? Muy bien. Bien ejecutado y de forma muy rápida. De manera remota migraron toda nuestra información y archivos en sus máquinas virtuales y las ubicaron en las nuevas plataformas de One Drive, Sharepoint, etc. También migraron todo el sistema de correo e instalaron los programas que utilizamos de contabilidad. En definitiva, todo lo que teníamos en local, ahora está en la nube de Microsoft.

¿Qué otros programas cloud utilizáis?

Principalmente One Drive y Teams. Con One Drive disponemos de mucho más espacio que con la otra plataforma que utilizábamos, cosa que nos facilita el trabajo, si bien el funcionamiento es muy similar. Con lo que hemos notado un cambio significativo es con Teams, que nunca lo habíamos utilizado y realmente nos gusta mucho ya que nos garantiza una conexión continua con el equipo de trabajo aunque no estemos físicamente en el mismo lugar. También nos es de gran utilidad poder compartir archivos, pantallas, tareas, calendarios…

¿Crees que estas tecnologías ha cambiado vuestra manera de trabajar?

Parcialmente sí. Continuamos ofreciendo los mismos servicios a los mismos clientes pero de una forma que nos permite ser más eficaces y más flexibles. Poder conectarse al mismo ordenador desde diferentes ubicaciones puede facilitar mucho las cosas a la hora de enseñar propuestas, explicar conceptos y resolver dudas a nuestros clientes y colaboradores.