El negocio de la venta de dominios en la red

Desde la llegada de los dominios se ha visto una importante oportunidad de negocio en este sector, pues es posible registrar un dominio a un precio bajo y venderlo por una tarifa superior. No obstante, no se trata de una tarea sencilla, ya que se requiere un estudio previo para determinar qué salidas pudiese tener ese dominio en el futuro. Los dominios son bienes intangibles; cuando procedemos a transferir un dominio, lo que estamos haciendo es efectuar un traspaso de los derechos de propiedad.

Hay que tener en cuenta que de forma general cualquier dominio es susceptible de ser vendido, pero eso sí, respetando las leyes vigentes en materia de derechos de marca. Los nombres genéricos no están protegidos por la normativa y pueden ser adquiridos por quien lo desee.

A la hora de tasar una extensión hay que tener en cuenta si se trata de un dominio atractivo o no. Hoy en día, los más interesantes son los que han sido indexados por Google y están bien posicionados en este buscador. Otro punto relevante que aumenta su valor es el volumen de búsquedas de palabras clave que utilizan, así como los enlaces entrantes. Al igual que la longitud, pues desde los primeros momentos los mejores negocios se han llevado a cabo con aquellos que tenían pocas letras y eran sencillos de memorizar. Y para concluir con la variable de tasación, se tienen muy en consideración las extensiones internacionales o también conocidas como (TLD ’ s) (Top Level Domains: .info, .name, .pro, .aero, .coop, .musem, .biz…); así como los tradicionales .com, .net y .org, entre otras extensiones que se encuentran en el mercado.

Suele ser el comprador el que determina en última instancia cuánto está dispuesto a pagar, y así es como queda finalmente tasado el dominio. Es por ello que tanto el potencial de uso como el valor que adquirirá en el mercado, puede cambiar de un tiempo a otro. Y es que un dominio registrado desde hace años podría ser que no interesase a nadie con el paso del tiempo, o también que bajo determinadas circunstancias aumente su valor exponencialmente. Si bien es cierto que en algunas ocasiones también podría producirse la situación contraria.

Lo que resulta fundamental es saber qué momento es el ideal para sacar el máximo rendimiento al dominio, y de eso son auténticos especialistas los domainers que examinan cada situación para obtener el máximo rendimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *