Escritorio virtual windows con d-cloud

¿Por qué d-Cloud es la mejor herramienta para el teletrabajo?

Pues ya la tenemos aquí, recién sacada del horno, la regulación del teletrabajo anunciada y esperada por instituciones, empresas y trabajadores. De esta nueva ley, que satisfará a algunos y descontentará a otros, lo que cabe destacar, más allá del carácter legal, es la realidad que se establece con ella.

Como ya mencionamos en otro artículo, el teletrabajo ha llegado para quedarse y para hacerse un hueco en este espacio nuevo entre lo personal y lo laboral. 

Los retos del teletrabajo

Y es precisamente ahí donde aparecerán los muchos problemas que deberemos solucionar a lo largo de los próximos años. Desde la intimidad de nuestro hogar hasta la organización del espacio físico de nuestra home office (no todo el mundo tiene un despacho o un estudio en su casa) se plantearán en nuestro día a día ciertas cuestiones que tendremos que resolver con inteligencia, nuevas infraestructuras y tecnologías.

Pero por suerte, por lo que a tecnología se refiere, no debería ser problema alguno, en parte gracias a la apuesta que ha hecho Microsoft por todos los aplicativos cloud que está desarrollando. Y uno de los más determinantes es el Windows Virtual Desktop

Sobre Windows Virtual Desktop

Este escritorio virtual es precisamente esto, el primer escritorio virtual real del mercado accesible a todo el mundo

Hasta ahora, uno se conectaba a un servidor y el sistema operativo era una simulación mediante skins…

En este caso, a diferencia de los escritorios remotos, con el aplicativo de Microsoft te conectas directamente a un servidor con Windows 10, cosa que hace que la velocidad, el rendimiento y la capacidad sea incluso mejor que la del terminal desde donde te conectas. Dicho de otro modo, cuando entramos en WVD desde casa, sea con el ordenador que sea, trabajaremos con una máquina de última generación en la que podremos ejecutar todo tipo de programas y archivos sin preocuparnos por el tamaño de éstos ni el rendimiento de nuestro ordenador.

Y esto es otra de las grandes ventajas del Windows Virtual Desktop: adiós a la inversión en mantenimiento de hardware y software

Uno de los dolores de cabeza es la eterna actualización y cuidado de ordenadores y de programas. Con el WVD esto se acabó: puedes conectarte con tu terminal, ya sea vía web o mediante aplicación, a un Windows 10 y utilizarlo sin ningún tipo de problema y sin depender de tus condiciones de hardware. 

Integra los programas de Microsoft 365

Y cuando decimos Windows 10 también nos referimos a toda la suite de Microsoft 365 a la que podrás tener acceso también desde un Windows más antiguo, Mac o Linux

Relacionado con este último punto, con el escritorio virtual también se mejora en seguridad, solo por el hecho que todo se encuentra centralizado en un mismo servidor a salvo de ataques informáticos y errores de hardware.

En definitiva, los beneficios que nos ofrece Windows Virtual Desktop para el teletrabajo son muchos y más si los sumamos a todo lo que nos ofrece Microsoft 365, del que ya hemos hablado en otro post.

Si tenéis alguna duda o queréis más información sobre cómo os puede ayudar WVD a vuestra empresa u organización, estaremos encantados de atenderos.